¡El balón llega directo a Noelia Ramos! Y mientras da unos cuantos toques, nos cuenta qué sería si no fuese futbolista y cuál es su ritual antes de salir al campo.